Cómo organizar un viaje con niños

Primero que nada: ¡confía en ellos! No te adelantes ni pienses que se van a aburrir o  si se va a cansar o marear. Porque los viajes son  para los chicos nuevas experiencias, y claro que sí, todas son buenas para disfrutar, para divertirse y también para aprender.

Hay muchos tipos de viaje, desde ir a un hotel en la playa a tirarse panza arriba hasta ir a una ciudad llena de museos y actividades culturales. Creo que en todos esos distintos tipos de viajes hay muchas oportunidades para divertirse y para aprender.

Para mí lo importante es saber escuchar a los chicos, tomar en cuenta sus propuestas y armar un plan que incluya algo que a ellos también les provoque. A veces sentimos que ellos no saben, o que son muy pequeños para opinar, pero ellos también tienen preferencias, escuchan de opciones de lugares con los amigos, en la tele o hasta en videojuegos. Creo que validar sus opiniones hará que se sientan mucho más involucrados en el viaje.

Incluye un mapa en la preparación. Ideal si tienen un atlas y pueden ver adónde irán en el mapa. Desde donde parten y por donde será la ruta. Si no tienen un atlas infantil, mirar en google maps siempre es una opción. Lo pueden ver en la pantalla de la compu para que se vea más grande. Así ya van conversando acerca de nociones de geografía, sobre escalas, distancias a recorrer y tantas otras cosas más que pueden surgir en la charla.  

Lleven un cuaderno o diario de viaje, porque independientemente de la edad de tu peque, es muy bonito llevar un registro de las actividades que hacen, de las cosas que les gustan y que les llaman la atención. 

Si pueden, consigan una impresora instantánea, con esas pueden imprimir en el momento las fotos que tomen con su celular, son a color e incluso son autoadhesivas, así que pueden pegarla en su cuaderno de viaje junto con otros recuerdos. 

¿Se te había ocurrido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra